El dinosaurio no sabía que Monterroso, oculto entre los árboles, lo atisbaba con su catalejo cuando alguien que había dormido a su lado, despertaba. De saberlo, habría huido, y la historia hubiera sido otra: “Cuando despertó, el dinosaurio no estaba ahí”.

esleongo
02 de Octubre 2017 / 09:37

Final inesperado 02 de Octubre 2017 / 09:37
esleongo
         Saludos02 de Octubre 2017 / 18:33
         José Luis Velarde

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.