Durante un coloquio celebrado en Barquisimeto, el doctor Isidro Colomé presentó una ponencia en la que da cuenta de la influencia del arte primitivo en obras de autores modernos.
Citó, entre muchos, el caso del escritor Augusto Monterroso, quien hace años comentó a sus amigos de la Cofradía Minimalista que visitó las cuevas cántabras de Altamira. Quedó fascinado con la Capilla Sixtina del Arte Cuaternario y sus escenas de caza, bestias y hombres. Hervor de pigmentos minerales ocres, marrones, amarillentos o negros. Danza de trazos firmes.
—Impresionado, cerré los ojos y cuando los abrí el bisonte seguía ahí—, reveló a sus camaradas.
Tiempo después escribió la célebre minificción de El Dinosaurio. Los cofrades coincidieron en que el texto en cuestión era descendiente directo de las obras rupestres.
Cuando se reunían le pedían que destacara en un epígrafe el lazo que unía a su texto con las pinturas de los ancestros de Picasso. Augusto evadía el tema con presteza y leía bellos textos que les hacían olvidar su papel de fallidos detractores y se convertían en ferverosos oyentes.
Meminero Tui
04 de Octubre 2017 / 22:45

Cofrades 04 de Octubre 2017 / 22:45
Meminero Tui
         sin titulo13 de Octubre 2017 / 10:42
         Marcial Fernández
                  Texto con ajustes15 de Octubre 2017 / 19:32
                  Meminero Tui
                           Taller20 de Octubre 2017 / 12:05
                           Marcial Fernández
                                    Textito20 de Octubre 2017 / 22:05
                                    Meminero Tui

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.