Traicionar a la familia es miserable. Cuando la familia es siciliana y no se dedica precisamente a la compra/venta de maquinaria agrícola, además de miserable es sumamente arriesgado. Guseppe, el judas de los Giuliani, apareció ahorcado de los pies con la cabeza introducida en el pozo séptico de su finca. Al entierro acudieron los más allegados, incluidas la máximas autoridades. La inscripción de la lápida es tan escueta como contundente: “Tu familia, que no olvida”. Los mensajes esculpidos en un frontispicio son muy difíciles de olvidar.
Chester Truman
05 de Enero 2018 / 04:58

Aviso a navegantes 05 de Enero 2018 / 04:58
Chester Truman

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.