VUDÚ

Su marido era, sin duda, el causante de las insoportables jaquecas de Doña Mercedes. Desesperada, acudió a un acupuntor en busca de alivio y le explicó el problema. Éste, asegurándole que la curaría, señaló una camilla blanca.

..-Túmbese ahí.

Llenó su cuerpo de agujas.

Al volver a casa, su esposo tenía una bolsa de hielo en la cabeza.

Miss Trixie
01 de Abril 2018 / 00:25

Vudú 01 de Abril 2018 / 00:25
Miss Trixie
         Taller 06 de Abril 2018 / 12:04
         Elisa A.

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.