Hola Agamenón:
No encuentro el final novedoso que supuse ante el mal entendido del tipo que supone que el remedio debe tomarlo la dama desdeñosa.
Creo que puedes construir un mejor final con ese toque de humor que supongo voluntario, para concederle un toque de amor más original.

Merece reescribirse.
Saludos.

—Muero de pena por un amor no correspondido.
La vieja tomó un puchero. Introdujo en él unas hierbas pestilentes, una pata de cucaracha y escupió dentro. Puso todo a hervir. Pasado un rato, entregó el brebaje al joven.
—No puedo hacerla tomar eso.
—Es para ti.
Obediente, bebió hasta la última gota.
Corrió a ver a la dama. Al mirarla, sus verdes ojos le parecieron dos sapos, su nariz un deforme apéndice y su boca, la de un la de un perro rabioso.
José Luis Velarde
06 de Abril 2018 / 16:38

EL DESAMOR 02 de Abril 2018 / 08:51
Agamenón
          Saludos06 de Abril 2018 / 16:38
         José Luis Velarde
                  Gracias por tu sugerencia.08 de Abril 2018 / 15:28
                  Agamenón

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.