Sus congéneres balancearon el dedo índice en la sien, al tiempo que mirándose entre ellos murmuraban con sorna “Fjeggauu tsunga legrr”, que en su lenguaje venía a decir: “Ya está el loco del plenilunio dando matraca”.

“Ugu ñme fel gurrr uruj auggrre barmj al balj ikñ Bambrrm”, gruñó aquel primate que se atrevió a abandonar para siempre las copas de los árboles, y que significaba algo así como: “Este es un pequeño paso para el homínido pero un gran salto para la Hominidad”.
Aarón
02 de Mayo 2018 / 06:10

Insurgente 02 de Mayo 2018 / 06:10
Aarón
         Perdón Sr. Tallerista, considere este versión. Gracias...02 de Mayo 2018 / 06:14
         Aarón
                  Saludos03 de Mayo 2018 / 14:39
                  José Luis Velarde
                           Hola José Luis03 de Mayo 2018 / 15:13
                           Aarón

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.