La bandera ondeó en lo alto de la asta, Era un símbolo de esperanza y progreso; de igualdad entre todos nosotros. El radio y la televisión anunciaron que la revolución había triunfado, nos mostró a los caudillos revolucionarios en sus mejores momentos. Después del festejó vino la realidad. Requisaron las casas más bellas, los autos de lujo de los antiguos tiranos para dárselos a los líderes del movimiento. Fusilaron a los inconformes y a algunos que diferían opinión o método para llegar a la dictadura perfecta. No confundimos porque ellos mismos en algún momento eran héroes y al otro eran traidores. Lo más notable fue que como resultado de eso mismo caos se gestó la siguiente revolución.
Black Dot
02 de Mayo 2018 / 10:04

Historias circulares 02 de Mayo 2018 / 10:04
Black Dot
         Saludos03 de Mayo 2018 / 14:47
         José Luis Velarde

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.