—Ave María purísima hijo—rezo el padre.
—Me acuso de haber pecado padrecito, 4 hombres han muerto por mi indiscreción.
Entonces abrió la ventana que separaba su rostro del mío. Me conmino a que le expusiera mis acciones y yo le platique todo, descargando lo malo que había hecho en mi vida. Empecé por contarle como me habían pagado treinta mil pesos por matar a Don Adolfo Martinez. —¿Se acuerda, le pregunte, como lo encontraron en el bramadero con la cabeza desecha por una piedra? Fui yo.
—¿Oyó usted hablar de un viejo al que le decían él Gallero?
El religioso asintió
—La escopeta, que usé para hacer el trabajo, la enterré en el cerro allá donde comienzan los pinos, pero el sangró tanto que los billetes que le robé ya no los pude usar.
—A Faustino Arriaga, a ese lo maté por razones personales. Andaba molestando a mi hermana la Chata. Una noche lo seguí; cuando llego a lo oscuro le aseste una puñalada en el mero pecho. Abrió los ojos así de grandes y callo sin poder decir nada, se le ahogaron las palabras en la garganta.
El cura en voz baja dijo, —hijo, yo nada más cuento 3 difuntos.
—Si padrecito —dije mientras acariciaba la pistola— pero ya que sabe todo esto de mi es mejor que todo quedé entre Dios y el Diablo, deme usted la absolución antes de que terminemos aquí.
Black Dot
02 de Junio 2018 / 12:35

Limpia de conciencia 02 de Junio 2018 / 12:35
Black Dot
         por favor considerar esta02 de Junio 2018 / 12:42
         Black Dot
                  Saludos y Carballido02 de Junio 2018 / 14:15
                  José Luis Velarde
                           Saludos 202 de Junio 2018 / 14:19
                           José Luis Velarde
                                    Saludos 3 con recortes05 de Junio 2018 / 08:53
                                    Black Dot
                                             Saludos III05 de Junio 2018 / 13:25
                                             José Luis Velarde

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.