En la clase de piano, él disfruta el momento de estar a su lado y tocarla; enderezando su espalda al sentarse; acomodar sus manos en el teclado y llenarse del delicado perfume de su cuerpo mientras le explica, con el celo apasionado del músico y muy cerca del oído, la importancia de sentir y hacer suya cada nota.
Ella, en cambio, cuenta los minutos para terminar y llegar a su cita con Sofia. La llevará por primera vez a su departamento. Está ansiosa. Feliz. Enamorada.
Una escribidora
09 de Junio 2018 / 00:35

Pasión 09 de Junio 2018 / 00:35
Una escribidora
         Hola Una escribidora12 de Junio 2018 / 10:21
         Lucía
                  ¡Ah...12 de Junio 2018 / 18:53
                  Una escribidora
                            Una escribidora29 de Junio 2018 / 14:08
                           Lucía

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.