Mutantes
Malvadisco

Al ser condenados a vivir en la Tierra, se les dañaron la blanquísima piel y las alas, acostumbradas al éter. También, perdieron sus plumas al contacto con la lluvia y el viento. Huyendo del sol, el grupo de exiliados se escondió en las catacumbas hasta comprobar su cambio definitivo en la oscuridad. Fue, entonces, que decidieron emerger en busca de redención. Por su aspecto, se les prohibió estar dentro de los templos y tampoco podían habitar con los hombres. Así es como las gárgolas tomaron sitio en los tejados de las iglesias.
Carmen Simón
01 de Octubre 2018 / 08:55

SELECCIÓN DÍA 18: Mutantes Malvadisco 01 de Octubre 2018 / 08:55
Carmen Simón

 

Para poder escribir en la Marina, tienes que registrarte como usuario o ingresa.